martes, 13 de mayo de 2014

2014 - A PESAR DE TODO ESTA ORGULLOSO




Este artículo fue autorizado a publicarse en mi blog por



Janis Jorgensen,

Heritage Collection-Instituto Naval de EE.UU.






A PESAR DE TODO ESTA ORGULLOSO

por el Suboficial Jefe Contramaestre (RE) Jim Murhpy,
Armada de EE.UU.  (Proceedings, -Noviembre 2013)



Una de las lecciones más importantes que los Suboficiales Jefes Contramaestres (En Argentina es el equivalente a Suboficial Primero) aprenden cada año es confiar en quienes comparten su camareta. En términos reales significa confiar en que los flamantes jefes los apoyaran en sus nuevas obligaciones. También aprenden a confiar en los otros integrantes y aceptarlos por lo que son, con sus fortalezas, debilidades e imperfecciones independientemente de aquello que traten de esconder.

Este paso, que es crucial para ser aceptado por el resto, es con frecuencia el más difícil; requiere coraje evidenciar una fe ciega y liberarse emocionalmente. Esto no significa revelar todas las experiencias de vida pero si abandonar las cicatrices emocionales que inhiben la confianza y las relaciones interpersonales. 

Los nuevos Jefes Contramaestres que experimentan estas dificultades escucharán como los Suboficiales experimentados se expresan en términos emocionales y con honestidad acerca de ellos mismos. En ocasiones, los Suboficiales Jefes desnudan su alma ante un público determinado. Al hacer esto, demuestran que las emociones honestas constituyen una fortaleza y que la camareta de Suboficiales es un lugar donde reina la honestidad, se descubren las debilidades y se brinda aceptación a sus integrantes. Este año fui testigo de dicha experiencia. 

Un Suboficial Jefe Contramaestre decidió compartir su historia personal, frente a otro Suboficial que era incapaz de conectarse con otros o de revelar sus emociones. 

Lo que se produjo fue más que una simple demostración de confianza; fue un hecho inspirador. 
Al finalizar la Fase II del CPO 365 (Curso de Liderazgo para Suboficiales Jefes) un Suboficial Jefe Contramaestre le clavó la mirada a uno de los Suboficiales seleccionados y le preguntó concretamente pero con mucha pasión , del tipo de pasión que no existe en las palabras sino en los ojos y en el corazón.: ¿Ud. tiene algo que ocultar? .Bueno, déjeme que primero le hable de mi. Mi madre fue una prostituta y mi padre un proxeneta alcohólico. Mi madre era mejicana y mi padre negro. Fui criado por la familia de mi madre en un hogar mejicano. 

Fui llamado n------- y se me dijo que nunca llegaría a ser alguien en la vida. Abusaron de mi desde segundo hasta cuarto grado. Fui violado. Ahora yo le pregunto: ¿Que tiene Ud. que ocultar? 

Que coraje hay que tener para desnudar el alma frente a otra persona !. No obstante, este Suboficial confió en quienes lo rodeaban e incluso en el postulante. Este Suboficial constituye una inspiración no solo por su honestidad sino por la persona en la que se ha convertido hoy día. 

Este joven Suboficial Jefe Contramaestre ha soportado adversidades que la mayoría de nosotros no llegamos siquiera a comprender. No solo perseveró sino que prosperó. No permitió que la experiencia de su juventud determinara que persona habría de ser y convirtió en mentirosos a aquellos que dijeron que no llegaría a ser nadie. 

Rara vez vemos dentro del alma de otra persona pero la historia de este Suboficial es la misma de incontables marineros, Infantes de Marina, oficiales y enlistados que se desempeñan entre nosotros. Hay gente joven y gente vieja que han enfrentado adversidades; algunos las han vencido y otros continúan combatiéndolas. Por este motivo este evento nos ofrece importantes lecciones. 

Primero, sea muy cuidadoso en juzgar a otros hasta no conocerlos realmente. Todos estamos luchando nuestras propias batallas personales. Muchos han debido enfrentar obstáculos muy difíciles en sus vidas. 

Segundo, el entrenamiento militar debe ser algo desgarrador; es a través del desafío y la adversidad que encontramos nuestro verdadero ser. Este entrenamiento para Suboficiales debe crear oportunidades para generar confianza y una nueva toma de conciencia personal. Los postulantes encuentran todos los años en el mes de Septiembre una posibilidad de transformación personal. 

Es una lástima que una pequeña minoría no puedan experimentarla o que existan personas que, por haber tenido una pobre experiencia, insistan en que se realicen cambios que modifiquen dichas vivencias. 

Tercero, los héroes vienen en todas las formas y tamaños y son heroicos por una gran variedad de razones. El motivo de este artículo es precisamente una de ellas. Este Suboficial es un héroe porque supo sobreponerse a la adversidad y no ocultó aquellas cosas que lo ayudaron a moldearse en el hombre que es hoy día. 

Estoy muy contento de que este Suboficial lidere a estos hombres y mujeres y que constituya un modelo para el personal joven especialmente para las minorías y las víctimas de abusos. 

Estoy orgulloso de este Suboficial porque fue sujeto a una persecución y sin embargo no es una victima. Sufrió de abusos y sin embargo es una persona gentil. Fue menospreciado y sin embargo es compasivo. Fue humillado y a pesar de todo esta orgulloso. 

El es un Suboficial Jefe Contramaestre.

Nota: El Suboficial Jefe Contramaestre Murphy se retiró de la Armada después de 21 años de servicio . Ha contribuido a la redacción del libro Líderes Héroes de todos los días (Caboodle Books)


Según el autor, confiar en sus camaradas es una de las lecciones más importantes que un Suboficial debe aprender. En la foto el postulante Gregory Cunningham (izquierda) y Noah Correll (derecha) ayudan al postulante Jocelin Cruzdelossantos a pasar un obstáculo en su entrenamiento durante la Fase II del CPO365 llevado a cabo en el mes de agosto en el Centro de Entrenamiento Conjunto de Camp Blanding en Jacksonville, Florida.








Publicar un comentario