lunes, 23 de enero de 2017

2017 - La Medicina militar provee soluciones de avanzada para las bajas por combate


La Medicina militar provee soluciones de avanzada para las bajas por combate.


Health.Mil-The official website of the Military Health System and the Defense Health Agency.




La osteointegración, un proceso que une una extremidad protésica directamente al esqueleto, puede ser una opción alternativa en pacientes seleccionados para las prótesis tradicionales a base de encajes.  Se estan realizando ensayos clinicos en el Centro Medico Militar Nacional de Walter Reed en Bethesda, Maryland. (Foto de la  Armada de EEUU tomada por el especialista  en medios de comunicación segunda clase Joshua D. Sheppard)


Expertos de todo el Sistema de Salud Militar están colaborando con investigadores civiles para una alternativa de avanzada respecto de las prótesis de encaje. La osteointegración, un proceso que une la prótesis directamente al esqueleto, puede mejorar el confort y la movilidad de los pacientes amputados.


El Capitán de Fragata Jonathan A. Forsberg, oncólogo ortopédico del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, e investigador del Centro Naval de Investigación Médica,  trata a pacientes que han sufrido heridas recientes y aquellos que han estado viviendo con amputaciones durante muchos años.

"El desarrollo de la osteointegración ,como una capacidad dentro del Departamento de Defensa, satisface nuestro compromiso de proporcionar soluciones de avanzada para todo el espectro de atención de las bajas de combate", dijo Forsberg. Aunque se han realizado ensayos clínicos para la osteointegración en otras partes del mundo, el ensayo clínico en Walter Reed es el primero de su tipo que se realizará en los Estados Unidos.




Soft tissue=Tejido blando, Bone=Hueso, Implant within the bone=Implante dentro del hueso , Abutment=Punto de contacto ó pilar.


La cirugía inicial para la osteointegración fija un accesorio o implante sobre o dentro del hueso. Al  hueso  le toma alrededor de tres meses para crecer en el implante. La segunda cirugía prepara el tejido blando para un accesorio, llamado pilar o punto de contacto, que sobresale a través de la piel. Esto es similar a la forma en que se asegura un implante dental al hueso de la mandíbula. La extremidad protésica se une directamente al pilar. (Gráfico de cortesía)


El Programa de Osteointegración del Departamento de Cirugía de la Universidad de Servicios Uniformados de Ciencias de la Salud del Walter Reed  está encabezado por Forsberg y el teniente coronel del Ejército (Dr.) Benjamin Kyle Potter, jefe de ortopedia del Walter Reed. Según Potter, esperan mejorar la función y la calidad de vida minimizando el riesgo para estos guerreros que han sufrido lesiones visibles y devastadoras.


"Somos únicos aquí en el Walter Reed y en San Antonio con estos centros de amputación de avanzada ", dijo Potter. "Esta es una de las tantas  tecnologías de avanzada que poseen el  potencial de mejorar drásticamente  los resultados posteriores a la amputación".


En octubre comenzó un ensayo clínico de cuatro años de la Food and Drug Administration utilizando la Prótesis de Osteointegración para la Rehabilitación de Amputados (OPRA) que es  uno de los dos implantes actualmente disponibles.


El estudio incluye pacientes con amputaciones transhumerales o supracondíleas. El Walter Reed también está considerando a los amputados transfemorales o suprarotulianos  dijo Potter.


"La prótesis de encaje tradicional descansa en el tejido blando la transferencia del peso de la carga desde el suelo hasta el esqueleto", dijo Forsberg. "La osteointegración elimina la necesidad del apego a las partes blandas".

La cirugía inicial para la osteointegración fija un accesorio o implante sobre o dentro del hueso el cual crece en el implante aproximadamente en tres meses.. La segunda cirugía prepara al tejido blando para recibir un accesorio, llamado un pilar, que sobresale a través de la piel. Esto es similar a la forma en que se asegura un implante dental al hueso de la mandíbula. La extremidad protésica se une directamente al pilar. En los siguientes seis meses, el paciente transfiere progresivamente la fuerza al esqueleto de forma tal que no se afloje ninguna parte.

A principios de este año, el primer paciente del programa, ex Sargento Michael Frazier, recibió otro tipo de implante osteointegrado de Potter y Forsberg: el Implante Transdérmico Compress® financiado por el Departamento de Defensa. En mayo de 2011, Frazier pisó un dispositivo explosivo improvisado en Trek Nawa, Afganistán, perdiendo ambas piernas por la explosión.

"Estar en una silla de ruedas las 24 horas del día, 7 días a la semana, empezó a dañar mi mente y cuerpo ;  necesitaba un cambio, poder levantarme y caminar de nuevo", dijo Frazier, quien fue dado de alta en diciembre de 2012. Un mes después del procedimiento se encontraba caminando más cómodo y confiado, dijo. "[La pierna es] más fácil de colocar y uno experimenta más control y sensación, porque se percibe más o menos como una parte de nuestro cuerpo".


Muchas instituciones están colaborando con el programa de osteointegración de Walter Reed, incluyendo la Oficina de Investigación Naval, la Universidad de Servicios Uniformados de las Ciencias de la Salud, la Universidad de California en San Francisco y varias otras universidades.


"Al centralizar la osteointegración en una institución del Departamento de Defensa, que actualmente esta en el Walter Reed se pueden normatizar ciertos procedimientos, seleccionar los pacientes, evaluarlos, realizar la cirugía y la rehabilitación - antes de incorporarlos al resto de la comunidad del Ministerio de Defensa", dijo Forsberg.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada del Ministerio de Defensa (DARPA) le suministra brazos biónicos innovadores al Walter Reed.


Departamento de Defensa de EE.UU.

https://www.defense.gov/News/Article/Article/1037447/darpa-provides-groundbreaking-bionic-arms-to-walter-reed


El Dr. Justin Sánchez, director de la Oficina de Tecnología Biológica de la Agencia de Proyectos de Investigación  Avanzada del Ministerio de Defensa (DARPA)  choca su puño con uno de los dos primeros brazos avanzados LUKE que será  entregado para una nueva línea de producción durante una ceremonia llevada a cabo en el Centro Médico Militar Walter Reed en Bethesda, Maryland. (Foto del Ministerio de Defensa)


WASHINGTON - Según un comunicado de prensa, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA) del Ministerio de  Defensa está poniendo a disposición de los amputados militares las primeras versiones de producción de una innovadora prótesis de extremidad superior.


En el día de ayer, el Dr. Justin Sánchez, director de la Oficina de Tecnologías Biológicas de DARPA, entregó los dos primeros brazos avanzados  "LUKE" . DARPA ha acelerado su transición hacia una empresa comercial.

La ceremonia tuvo lugar en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland.

"La producción comercial y la disponibilidad de estos brazos notables marca un hito importante en el programa revolucionario de las prótesis y más importante aún una oportunidad para que nuestros guerreros heridos disfruten de una mejor calidad de vida", dijo Sánchez. No nos detendremos aquí.

El programa de RP apoya la producción inicial de brazos biónicos y está progresando en cuanto al restableciendo del control del brazo superior, agregó.

"En última instancia, imaginamos estas extremidades proporcionando una destreza aún mayor con  experiencias sensoriales altamente refinadas a través de la conexión directa con los sistemas nerviosos centrales y  periféricos", dijo Sánchez.




Brazos para el personal militar



DARPA está colaborando con el Walter Reed para poner los brazos biónicos a disposición de los militares y  veteranos que se están rehabilitando después de sufrir la pérdida de un miembro superior.

En inglés LUKE significa "vida bajo la evolución cinética", pero también es una referencia pasajera a la extremidad que el personaje Luke Skywalker usó en Star Wars: Episodio V, El Imperio Contraataca.

Las extremidades las fabrica Mobius Bionics LLC, de Manchester, New Hampshire, una empresa creada para comercializar la tecnología desarrollada por DEKA Integrated Solutions Corp., también de Manchester, bajo el programa Revolutionizing Prosthetics de DARPA.




Las primeras versiones de los brazos "LUKE", una innovadora prótesis de extremidad superior, estuvieron expuestas durante una ceremonia en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed. La  DARPA está colaborando con Walter Reed para poner los brazos biónicos a disposición del personal militar y los veteranos que se están rehabilitando después de sufrir la pérdida de una extremidad superior. (Foto del Ministerio de Defensa)


Dice DARPA: El sistema protésico permite tener una mano y un brazo muy cuya fuerza de prehensión se retroalimenta a través de un sistema de control intuitivo simple.


El miembro posee un módulo con pilas de tamaño y peso casi naturales. Su mano presenta seis tipos de prehensión elegidos por el usuario y un brazo que permite el control simultáneo de múltiples articulaciones utilizando señales inalámbricas de entrada generadas por sensores innovadores situados en los pies del usuario.


Prótesis revolucionarias


La tecnología de piernas protésicas ha avanzado constantemente durante las últimas dos décadas, pero los brazos y manos protésicos han sido un desafío más difícil, en parte debido a la necesidad de mayores grados de destreza.


Cuando se desarrolló el brazo LUKE, las personas que habían perdido sus miembros superiores tuvieron que usar un dispositivo de gancho cruzado relativamente primitivo que no había cambiado mucho desde que fue introducido en 1912.



DARPA lanzó el programa Revolutionizing Prosthetics con el objetivo de obtener la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos para lograr una extremidad superior protésica electromecánica avanzada con control casi natural que mejorara la independencia y calidad de vida de los amputados. LUKE recibió la aprobación de la FDA menos de ocho años después de que el esfuerzo se iniciara.

En virtud de un acuerdo recientemente concluido entre DARPA y el Walter Reed, DARPA transferirá los brazos de una producción inicial de LUKE al centro médico para su prescripción. Mobius Bionics entrenará al personal del Walter Reed para colocar los brazos biónicos, brindar servicio y mantenimiento.
Publicar un comentario